Portada » Blog » Negocios » Despido por bajo rendimiento: requisitos legales

Despido por bajo rendimiento: requisitos legales

El despido por bajo rendimiento: requisitos legales obligatorios que debe cumplir la empresa para demostrar que el trabajador ha disminuido de forma significativa su producción. Esto debe ocurrir de forma voluntaria y continuada.

El despido por bajo rendimiento laboral se encuentra establecido en el artículo 54 del Estatuto General de los Trabajadores. Para las empresas aplicar este tipo de despido deben demostrar de forma objetiva la situación con el trabajador.

¿Qué es el despido por bajo rendimiento?

Despido por bajo rendimiento

El despido por bajo rendimiento del trabajador no tiene ningún tipo de indemnización y es una decisión unilateral del empleador. Para esta decisión el empleador se fundamenta en el incumplimiento del contrato por culpa del trabajador. 

El despido por bajo rendimiento laboral es considerado por el Estatuto General de los Trabajadores como un despido disciplinario. Esto de acuerdo con las causas establecidas en el artículo 54 de esta Ley, que son las siguientes: 

Las faltas constantes e injustificadas de puntualidad o asistencia cometidas por el trabajador. La desobediencia, ofensas verbales hacia sus compañeros o empleador en el lugar de trabajo o la indisciplina. 

El abuso de confianza o el incumplimiento de la buena fe contractual por parte del trabajador. La baja en el rendimiento laboral de forma voluntaria y continuada.

La toxicomanía o la embriaguez de manera constante influyen de forma negativa en el cumplimiento de las labores diarias.

El acoso a los compañeros o al empleador por razones sexuales, por discapacidad, por condiciones religiosas o raciales.

Cuando se produce una de estas situaciones la opción que tiene el empleador es recurrir al despido disciplinario. Para que se haga de forma correcta el empleador debe cumplir con unos requisitos legales, entre ellos están los siguientes:

Al trabajador se le debe informar por escrito, la comunicación debe contener los hechos que originan el despido por bajo rendimiento. Esto debe hacerse de una forma precisa y muy clara, también debe tener la fecha en la que se hará efectivo el despido, todo esto se encuentra estipulado en el Estatuto de los trabajadores en el artículo 5.

Cuando se incumple con los requisitos legales por un despido por bajo rendimiento, será necesario realizar un nuevo despido. Esto se debe hacer cumpliendo con todos los requisitos y sin omitir nada, para ello deben esperarse al menos 20 días del primero. 

El trabajador tiene derecho a un finiquito por las deudas pendientes que se tengan hasta la fecha del despido. 

Requisitos del despido por bajo rendimiento laboral

Los requisitos para que sea considerado un despido por bajo rendimiento laboral, son tres y la empresa debe demostrarlo para que sea procedente el despido. Estos requisitos son los siguientes:

La grave caída de la producción del trabajador, esta situación es cuando la baja en la productividad del trabajador no se debe a razones externas. Estas se deben a su dejadez o desidia cuando realiza determinado trabajo y esto influye de manera negativa en los resultados laborales. 

La baja en el rendimiento debe afectar de forma considerable la producción para tomar la decisión de aplicar un despido por bajo rendimiento que es igual a un despido disciplinario. 

La disminución del rendimiento debe estár ocurriendo desde hace cuatro o seis meses aproximadamente. El despido no puede basarse en comparaciones con los demás trabajadores, la empresa tiene que demostrar la situación con hechos. 

¿Cómo demostrar el despido por bajo rendimiento?

Las empresas puede demostrar el bajo rendimiento del trabajador de las siguientes formas: 

El responsable del departamento donde labora el trabajador debe elaborar un informe donde se refleje el rendimiento de cada trabajador en un periodo de tiempo determinado. 

La empresa puede solicitar a varios trabajadores que confirmen en un juicio el bajo rendimiento de un determinado trabajador.

Los especialistas pueden medir de forma objetiva los resultados del personal en un periodo de tiempo determinado. Para ello pueden realizar análisis y comparativas del mismo trabajo en periodos diferentes.

¿Qué es un bajo rendimiento laboral?

El contrato laboral contiene las funciones que el trabajador debe cumplir, cuando este los firma se está comprometiendo a cumplirlas durante la jornada laboral. Cuando el trabajador no cumple con las funciones establecidas, ya se tiene una causa para un despido por bajo rendimiento.

El trabajador por objetivos debe cumplir con los mismos en un tiempo determinado de acuerdo con lo pactado. Cuando esto no ocurre se tiene la justificación para finalizar la relación laboral por bajo rendimiento. 

¿Cómo determinar el bajo rendimiento laboral?

La forma cómo determinar el bajo rendimiento laboral es estableciendo medidas objetivas del rendimiento por parte de los empleadores. Las medidas para medir el rendimiento laboral más utilizado son las siguientes:

Objetivos

La empresa debe establecer objetivos que sean alcanzables y realistas que es lo que va a permitir determinar, si el trabajador cumple con el nivel requerido para el puesto de trabajo.

Descripción del puesto de trabajo

La empresa debe tener documentos donde se explique las funciones que tiene asignada cada puesto de trabajo. También debe indicar que se espera obtener el cumplimiento correcto de dichas funciones.

Comportamiento

El comportamiento se refiere a la forma como actúa el trabajador para lograr un buen desempeño y cumplir con los objetivos de la empresa.

Cuando la empresa establece estas herramientas de medición, además de unas metas claras le será más fácil medir el rendimiento del trabajador. Esto lo podrá hacer de una forma objetiva y segura. 

El empleador cuando determina el bajo rendimiento laboral tiene la oportunidad de hablar con el trabajador para informarle las áreas en que su rendimiento ha disminuido. Esto hace posible que se establezcan objetivos y metas a corto plazo.

Cuando pasado el tiempo de lo acordado entre trabajador y empleador y se determina que las metas y objetivos planteados no se cumplieron, el empleador podrá iniciar el proceso de despido por bajo rendimiento.

Este proceso suele ser rápido cuando el trabajador acepta el planteamiento del empleador y firma la carta de despido. Pero existen algunos casos donde los trabajadores deciden iniciar un proceso de reclamación porque no están de acuerdo con la decisión. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *