Portada » Blog » Negocios » APO: gestión por objetivos en una empresa

APO: gestión por objetivos en una empresa

La APO: La gestión por objetivos en una empresa es una metodología de trabajo donde se realiza una evaluación de la productividad de la empresa y del rendimiento de los trabajadores

La APO: La gestión por objetivos en una empresa se hace a partir de las metas establecidas con antelación. Esto debe basarse en las habilidades de los empleados y se debe establecer el tiempo para alcanzarlos. 

¿Qué es APO: gestión por objetivos en una empresa?

gestion por objetivos

La APO es una estrategia utilizada en las empresas que son desarrolladas por el departamento de talento humano. Este método nació en 1950 en Estados Unidos con el propósito de motivar a los trabajado estableciendo metas que al ser logradas se obtendrá un reconocimiento o un premio.

 La Administración Por Objetivos (APO) busca el fomento de planes y estrategias en los diferentes niveles de la organización. Esto con el propósito de que todos se integren en base a las metas.

La gestión por objetivos en una empresa debe partir desde todos los niveles especialmente desde el departamento de marketing, ventas y de talento humano. La APO se divide en tres fases que son las siguientes: 

Fase 1 que es el inicio de la Administración Por Objetivos (APO)

La fase 1 corresponde al inicio de la Administración Por Objetivos (APO), donde los encargados establecen las metas entre las diferentes partes de la empresa. También puede implementarse desde un sólo departamento, que puede ser marketing o ventas.

La aplicación de la Administración Por Objetivos (APO) es una buena alternativa en la empresa para integrar todas las partes de la organización. Esto permite conocer el verdadero funcionamiento de cada uno de los departamentos. 

Fase 2, seguimiento

La fase 2 corresponde al seguimiento y consiste en la realización de reuniones programadas con colaboradores y gerentes. Esto se hace para revisar cual es la situación de los pequeños objetivos que se han establecido. 

Para esta fase se recomienda contar con herramientas de comunicación para ofrecer una retroalimentación y opciones de mejora para los colaboradores.

Fase 3, evaluación de los objetivos y de las metas logradas

La etapa 3 corresponde a la evaluación de los objetivos y de las metas logradas, consiste en que los responsables de la administración por objetivos en unión con los gerentes realizan un análisis de la situación del proyecto. Esto les permite conocer cuáles son los objetivos y las metas que se alcanzaron y a cuáles se les debe dar un nuevo enfoque y mejor

Características de la gestión por objetivos en una empresa

Las características de la gestión por objetivos en una empresa son las siguientes:

Las necesidades y los objetivos de la empresa se acoplan con las estrategias corporativas, con la finalidad de que todas las áreas trabajen con un mismo propósito.

Los objetivos pueden establecerse en forma piramidal o de cascada, se extienden a los diferentes departamentos o componentes de la empresa. Esto se hace tomando en cuenta la jerarquía, responsabilidad y características. 

La Administración Por Objetivos (APO) fomenta el trabajo individual de las diferentes áreas de la organización, mantiene su independencia pero trabajan por un fin común. Esta además se basa en metas a mediano y corto plazo que están relacionadas con el logro del objetivo general.

La gestión por objetivo en una empresa busca la integración de los empleados con la gerencia. También favorece el consenso entre los diferentes elementos de la empresa, dirigidos a las metas a corto plazo y a los objetivos a largo plazo.

La APO fija los objetivos con una fecha de cumplimiento. 

¿Cómo desarrollar la APO: La gestión por objetivos en una empresa?

La forma cómo desarrollar la APO: La gestión por objetivos en una empresa es cumpliendo los siguientes pasos:

Objetivos claros

La definición de los objetivos por parte de la dirección se tiene que hacer de forma clara, estos deben ser planteados de acuerdo con las metas y la capacidad de los empleados. Los objetivos deben ser planteados a largo plazo, los cuales deben ser evaluados a través de revisiones periódicas, entregas y avances progresivos. 

El desarrollo de la APO en esta etapa requiere tener en cuenta la misión y los valores de la empresa para unirlos con los objetivos planteados. En esta etapa se busca la integración de la filosofía empresarial y del talento humano con los objetivos empresariales.

Definición de tareas

La administración por objetivos se basa en tareas pequeñas que acercan a la empresa hacia su objetivo final. La definición de las tareas incluye los procesos de producción, las negociaciones, el manejo de los recursos, entre diferentes aspectos que intervienen en todos los aspectos del proyecto.

Lo recomendable es que los departamentos se encuentren en constante comunicación para poder avanzar a la vez.

Monitoreo y revisión constante

El monitoreo y revisión constante es la relación integrada que se origina entre los diferentes departamentos. Esto es necesario para mantener una evaluación continua de los resultados que se están obteniendo.

Esto permite conocer la situación en que se encuentra el proyecto y permite conocer si los objetivos y los plazos establecidos para alcanzar las metas se están cumpliendo o hay que corregir algo.

Autoridad y horizontalidad 

La integración entre departamentos que genera la gestión por objetivos origina relaciones jerárquicas horizontales donde la autoridad se puede dispersar. Lo más conveniente en este punto es que se mantenga la cadena de mando y que los empleados estén conscientes de la responsabilidad que tienen.

La gerencia de la empresa y los responsables de los diferentes departamentos deben mantener un equilibrio para poder realizar buenas evaluaciones.

Retroalimentación

Cuando se plantean objetivos a mediano, corto y largo plazo y se realizan evaluaciones periódicas existe la posibilidad de que se genere una retroalimentación con los trabajadores. Esto permite que conozcan lo qué están haciendo bien y cuales áreas se deben mejorar como parte de la gestión por objetivos.

Desempeño y logros 

Cuando los objetivos son alcanzados, se deben revisar con los planteados en un principio. Esto permite evaluar si los objetivos se lograron de la forma planteada o fue necesario efectuar cambios.

Lo recomendable para esta etapa es evaluar el rendimiento de cada trabajador y de los departamentos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *