Portada » Blog » Conceptos básicos de la educación financiera

Conceptos básicos de la educación financiera

La educación financiera se basa en contar con las habilidades necesarias para reconocer en qué invertir el dinero. Es poder determinar los pros y los contras de cualquier oportunidad que encuentre antes de tomar cualquier decisión financiera.

Para poder lograr esto es necesario contar con un conocimiento básico, unos conceptos claves. La educación financiera no es más que tener el conocimiento necesario para saber cómo aprovechar al máximo tus ingresos. Para poder ayudarte aquí te dejamos un conjunto de conceptos básicos de la educación financiera.

Libertad financiera

Puedes gastar tu tiempo y energía en dedicarte a lo que realmente quieres sin preocuparte por generar ingresos, porque el sistema es para que obtengas ingresos, o porque has hecho una buena inversión.

Activo:

Es la forma en la cual usted obtiene dinero, se divide en varios tipos:

  • Ingreso activo:

Es aquel registro de ganancias donde se requiere tu presencia física para obtener la ganancia. El ejemplo más común es el trabajo, porque si no vas a trabajar, no obtendrás ingresos correspondientes a la actividad.

  • Ingresos pasivos:

Este es el resultado de un período de arduo trabajo, que posteriormente nos permite obtener una compensación económica sin gastar nuestro tiempo ni energía.

Existen muchas opciones para generar este tipo de ingresos, los youtuber, por ejemplo, crean contenido que se mantiene produciendo ingresos después de hechos, al igual los cantantes profesionales.

De esta manera, no importa dónde se encuentre, puede obtener ingresos sin encontrarse de manera presencial en dicha actividad. 

Pasivo:

Es todas aquellas responsabilidades económicas que necesitan ser atendidas a costo de su dinero. Por ejemplo, tenemos tu casa, la razón de esto es sencilla, porque hay que despedirse de algo de dinero para pagar al banco los servicios públicos, impuestos, reparaciones y crédito (si lo hay).

Otro ejemplo obvio es tu coche, porque sin importar modelo o marca, hay que gastar dinero para conseguir el mejor funcionamiento, estamos hablando de combustible, inspecciones mecánicas, repuestos, accesorios, impuestos, etc.

Y tenga en cuenta que esto no significa que no deba tener una casa o un automóvil, le recomendamos que tenga una forma eficaz de evitar que dicha deuda se asfixie financieramente.

Ahorros a corto plazo:

Al ahorrar dinero para unas vacaciones o comprar un electrodoméstico nuevo, hacer un plan de ahorro a corto plazo lo ayudará a realizar la compra sin agregar deudas innecesarias.

Ahorros a largo plazo:

Este tipo de plan es para ahorrar dinero para sus objetivos a largo plazo, como el pago inicial de una familia, un título universitario o avanzado, un automóvil nuevo o una boda. Planificar con anticipación y reservar fondos cada mes puede ayudarlo a reducir la deuda que generan estos gastos más grandes.

Garantía

Al solicitar un préstamo, puede proporcionar la propiedad o el dinero del prestamista como garantía. Si no cumple con el préstamo, el prestamista puede usarlo para pagar sus gastos.

Esperamos que estos conceptos de educación financiera puedan inspirar y motivar a comenzar a pensar en cómo lograr la libertad financiera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *