Portada » Blog » Empleo » Tipos de baja laboral y cómo gestionarlas

Tipos de baja laboral y cómo gestionarlas

Existen muchas solicitudes de baja laboral por parte de cualquier trabajador en cualquier empresa, por distintos tipos de razones que son personales. Un trabajador debe estar en óptimas condiciones para que su producción, cargo u oficio sea gestionado de la manera más eficiente posible.

Como se trata de un beneficio y derecho del trabajador el solicitar una baja temporal, esto está regulado por las leyes laborales. Con ellas se garantiza que las empresas protejan a sus trabajadores y les permitan tener esta ausencia temporal según lo que aplique.

Aprende sobre una baja temporal en el texto que explicaremos a continuación.

¿Qué es una baja laboral?

baja laboral

Una baja laboral es una especie de incapacidad temporal para un trabajador que tiene inconvenientes que afectan a su salud y trabajo. No puede realizar las actividades y tareas correspondientes, por lo que tiene que ausentarse de su puesto hasta poder mejorar su situación.

Las razones por las que se ausente pueden ser al nivel físico o mental, a raíz de una enfermedad o una lesión. Estas últimas pueden ocurrir en el área de trabajo, sobre todo en empleos que requieran de usar la fuerza física para producir.

Cuando ocurren accidentes en el trabajo, la empresa le da un subsidio al trabajador más el permiso de la baja laboral solicitada. Se puede realizar a través de un seguro, que cubra este tipo de incidentes a cada uno de los trabajadores del área.

El subsidio otorgado por la empresa se mantiene fijo durante todo el tiempo que la persona dure descansando en su baja laboral. Hay que recordar que, en la mayoría de las empresas, el subsidio tiene que cubrir los incidentes ocurridos dentro de la misma.

Muchas instituciones utilizan softwares para gestionar las ausencias y las vacaciones, dependiendo de los cargos y actividades que competen a los trabajadores. Son unas herramientas bastante importantes en las últimas tendencias y tecnologías para que las empresas puedan sobrevivir y evolucionar en el mercado.

Existen diversas causas para solicitar una baja laboral, como las enfermedades musculoesqueléticas que afectan la movilidad de la persona y su trabajo. Aquí entran las lumbalgias, el síndrome de túnel carpiano y lesiones de tendones, al igual que desgarros musculares, esguinces y afectaciones similares.

Igualmente están las bajas laborales por enfermedades comunes, como la gripe, que es la enfermedad más contraída en el trabajo de equipo. No todos los sistemas inmunológicos son iguales, y hay personas que no necesitan reposo.

Algunos tipos comunes de baja laboral.

Bajas laborales más comunes.

Existe la baja laboral por maternidad, dado a las empleadas y se basa en un permiso remunerado al 100% por 16 semanas. Con este se protege a la mujer económica y laboralmente mientras su hijo está en los primeros 4 meses de su vida.

Se relaciona con el permiso de lactancia, pero también está disponible para las madres adoptivas o que hacen acogidas de niños pequeños. Estas leyes pueden cambiar en distintos países, siendo la baja laboral en algunas ocasiones más larga que en otros lugares del mundo.

Está la baja laboral por paternidad, que se otorga a los hombres durante unas 8 semanas, pero con miras a las 16. Al igual que la anterior, tienen una remuneración económica del 100% por parte de la empresa que se la otorga al trabajador.

Como mencionamos anteriormente, hay bajas laborales por enfermedades comunes, que deben estar certificadas por un médico de forma legal y totalmente confirmada.

Baja laboral por contingencias profesionales.

Se le otorga una baja laboral a las personas que han sufrido un accidente en el trabajo mientras cumplía con sus funciones. Para esta situación la empresa le abona al trabajador el 75% del sueldo durante todo el tiempo que el mismo se recupere.

En otras situaciones están las enfermedades profesionales, que un trabajador las adquiere cuando realiza sus actividades específicas dentro del trabajo que posee. Se tiene que certificar con un profesional médico, mediante una revisión y un informe completo con todas las pruebas pertinentes que necesite.

Dependiendo de dicha enfermedad, se establece el tiempo en el que estará de baja el trabajador, además de cómo será el pago. Sucede mucho cuando se trata de un trabajo donde se manejan sustancias químicas que dañen el cuerpo con progresividad por su manipulación.

La baja laboral debe ser un acuerdo entre el empleado y la empresa, que implique confianza y honestidad.

Cómo gestionar una baja laboral.

En primer lugar, se deben cumplir unos requisitos esenciales como trabajador y empresa para poder gestionar efectivamente una baja laboral con remuneración. Primero se debe estar afiliado o dado de alta en un servicio de Seguridad Social que cubra gastos personales de gran importancia.

Cuando se trate de una enfermedad común, el trabajador debe haber cotizado un mínimo de 180 días durante los últimos 5 años. Esto se relaciona con la cobertura del seguro, y hay que recordar que la empresa descuenta esas cotizaciones en cada pago realizado.

Por lo contrario, si se trata de una enfermedad profesional o un accidente en el trabajo, no es necesario que haya cotización. Esto es porque todo lo cubre la empresa, debido al incidente que ha ocurrido dentro de sus instalaciones y por sus actividades.

Es imprescindible el certificado médico que explique de forma detallada el estado del trabajador que solicita la baja laboral en la empresa. Con este informa se procederá a tramitar el subsidio, y es un requisito completamente necesario para cualquier tipo de baja antes mencionada.

Dicho trabajador tiene la total obligación de presentar partes de confirmación durante todo el tiempo en que se establece la baja laboral. También depende directamente de la gravedad específica de su situación de salud física y el tiempo que dure dicha incapacidad en total.Por último, cuando se cumple el tiempo de la baja laboral, el empleado debe presentar el alta médica en unas 24 horas. Luego de esto, debe reincorporarse a su puesto de trabajo en el mismo plazo de tiempo, sin retrasos no justificados con anterioridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *