Portada » Blog » Empleo » Cómo funciona un acto de conciliación laboral

Cómo funciona un acto de conciliación laboral

Cuando un trabajador no está satisfecho con las condiciones de despido o la empresa le debe algún dinero, se adopta el acto de conciliación laboral.

El acto de conciliación laboral es un procedimiento bastante común. Aunque algunos empresarios no comprenden los problemas básicos, de hecho, casi todos los empresarios se han encontrado con esta situación.

En este articulo te diremos todo lo que debes saber sobre cómo funciona el acto de conciliación laboral.

¿Qué es un acto de conciliación laboral?

acto de conciliacion laboral

La Conciliación laboral es un procedimiento muy común que intenta que empresa y trabajadores lleguen a un acuerdo antes de iniciar el proceso judicial. Por tanto, se trata de evitar el juicio en los tribunales y de que ambas partes acuerden las condiciones para el despido del empleado.

¿Cómo se realiza el acto de conciliación laboral?

Lo primero que deben hacer los trabajadores es solicitar esta mediación ante el Centro de Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación (SMAC). Esta agencia depende del departamento de trabajo de cada comunidad autónoma. En este lugar, se envía una boleta de mediación debidamente completada.

Posteriormente, la agencia convocará a trabajadores y representantes de empresas para celebrar la ley de conciliación en una fecha concreta. En la fecha señalada, también habrá un abogado de mediación a cargo del proceso de conciliación.

Durante la negociación, la empresa modificará el monto inicial de compensación otorgado a los trabajadores. 

Si este último acepta el cambio, se redactará una acción que refleje las nuevas condiciones y ambas partes deberán firmar la acción. Si finalmente no logran llegar a un acuerdo, se preparará un documento que refleje el acuerdo y los trabajadores presentarán un reclamo en el Juzgado de lo Social.

¿Cuáles son los plazos del acto de conciliación laboral?

Cuando la empresa decide dejar a un empleado, es posible que no esté satisfecho con las razones dadas o con la cantidad proporcionada en el acuerdo.

Estos desacuerdos suelen producirse, especialmente cuando la empresa alega un motivo justificado pero el trabajador está convencido de que el despido es injusto. En este caso se inicia un trámite administrativo denominado conciliación laboral.

Una vez que el trabajador reciba la carta de despido, tendrá 20 días hábiles para entregar la papeleta de mediación. Si se supera este plazo, no podrá reclamar una indemnización a la empresa.

De hacer esto ¿Qué procede?

Una vez presentado este documento, se dará por congelado el plazo, de no existir acuerdo entre las dos partes, el trabajador deberá disponer de un nuevo plazo, restando los primeros días que usó para presentar la primera boleta.

En otras palabras, si recibió el aviso de retiro el 5 de junio y presentó la boleta el 10 de junio, entonces, si finalmente no están de acuerdo, el trabajador tendrá 15 días hábiles para presentar una demanda.

Disconformidad con el salario

Si reclama contra la empresa por salario o ciertos derechos, el plazo se puede ampliar a un año.

Como hemos visto, habitualmente la mediación entre empresarios y empleados se lleva a cabo cuando hay desacuerdo entre las dos partes, pero esta no es la única función del acto de conciliación. 

Este proceso se puede iniciar para registrar un acuerdo específico con la empresa, como aumento de salario en un período de tiempo específico, cambios de horario, etc.

¿Por qué hacer esto en lugar de forma privada? 

Por tratarse de un documento aprobado judicialmente, si alguna de estas nuevas condiciones pactadas no se implementa, los trabajadores pueden exigir legalmente su cumplimiento.

¿Cuáles son las consecuencias del acto de conciliación laboral?

La aplicación de la Ley de conciliación Laboral puede terminar de cuatro formas:

  • Compromiso: ocurre cuando se llega a un acuerdo entre las dos partes.
  • Sin compromiso: ocurre cuando la empresa y los trabajadores no logran llegar a un acuerdo.
  • Retiro: Ocurre cuando el trabajador no se presenta ante el tribunal o solicita retirarse de la boleta de resolución laboral.
  • Sin impacto: Ocurre cuando la empresa no aparece.

¿Cómo se rellena la papeleta de conciliación?

La boleta de mediación debe contar con cuatro datos básicos:

  • Información Empresa-empleado: CIF de la empresa, identificación del empleado, direcciones de ambas partes, números de teléfono de los empleados y representantes comerciales que participarán en el acto de conciliación.
  • Descripción de la relación laboral: es decir, categoría profesional del trabajador, tipo de contrato de trabajo, salario, fecha de inicio del contrato y convenio vinculado al mismo.
  • Declaración de hechos: un documento que refleja clara y precisa las circunstancias que causaron las diferencias y requisitos para resolverlo.
  • Especifique si el trabajador lo acompañará solo o de abogado.

Una vez que toda la información esté escrita en la boleta de mediación, se proporcionarán al menos cuatro copias:

  • Para expediente.
  • Para SMAC.
  • Para el trabajador.
  • Para la empresa.

¿Es imprescindible acudir al acto de conciliación laboral?

La persona que hace la reclamación no está obligada a participar en el acto. Si el trabajador elige esta opción, puede hacerlo de dos formas:

  • Antes de enviar una boleta, debe dar la autorización de un representante ante un notario público para que pueda participar en el acto de conciliación y representarlo. Este trámite implicará una tarifa determinada por el notario. Suele rondar los 35 euros.
  • Después de enviar la boleta de mediación, puede presentar un apud acta ante el secretario de la corte. Este documento es gratuito y gestionado por el servicio de conciliación.

Por otro lado, si el trabajador quiere participar, puede hacerlo solo. En otras palabras, no es necesario acudir a un abogado. Si de la conciliación se debe pasar a un juicio por falta de acuerdo entre las partes, es necesario pedirle a un abogado que le brinde los servicios.

¿Qué ocurre si la empresa no se presenta?

Por lo general, la empresa se presenta ante el tribunal para participar en el acto de conciliación, pero si no lo hace, se incluye en el acta y el trabajador puede pedirle al juez que le ordene pagar los honorarios y pagar al abogado del empleado. En concreto, el artículo que recoge esta situación es el 66.3 de la Ley de Control de la Jurisdicción Social.

¿Qué tipos de acuerdos se pueden concretar con el procedimiento de conciliación laboral?

En la negociación, los trabajadores pueden no aceptar indemnizaciones, reconocimiento de derechos, etc. por lo que no existe un modelo de acuerdo específico. Pero, se puede llegar a un acuerdo en las siguientes situaciones:

  • Si solicita derechos específicos en función de las condiciones laborales, la empresa puede acceder a algunos o todos los requisitos de los empleados
  • Si solicita una cantidad específica de dinero, puede negociar si está satisfecho con la cantidad total o sugerir otra cantidad
  • En la situación económica, también pueden acordar si el pago es a plazos o a plazos.
  • Si se desestima, se negociará la cantidad y el tiempo de entrega

Como todo convenio, la ley de conciliación laboral obliga tanto al trabajador como a la empresa a hacer su parte y aceptar a ciertos requisitos. Esperamos que esta información te sirva para entender de mejor forma este proceso legal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *