Portada » Blog » Ayuda » Cómo gestionar una baja por enfermedad común

Cómo gestionar una baja por enfermedad común

Las incapacidades laborales se comprenden en dos ramas: baja por enfermedad común o accidente no laboral y baja por enfermedad profesional o accidente laboral. En el caso de la baja por enfermedad común, podemos entenderla como aquel suceso que no le permite al empleado desarrollar sus actividades correspondientes dentro de la empresa, convirtiéndose esto en una suspensión de su contrato laboral, es decir, el cese de sus operaciones dentro de la empresa.

Pero ahora bien, ya teniendo en cuenta qué es una baja por enfermedad común, el empleado como principal afectado, debería saber qué hacer en este tipo de situaciones. En este sentido, para poder gestionar una baja por enfermedad común, el afectado debería acudir primeramente al ente regulador en el tema de las incapacidades laborales, es decir, a El Instituto Nacional de Seguridad Social (INSS). Para que el INSS pueda prestarle su ayuda al afectado, el mismo deberá reunir una serie de requisitos.

Requisitos: 

  • Estar afiliado o registrado en las actas administrativas de la Seguridad Social, esto en correlación con el alta o un suceso similar al alta que corresponda con la fecha de la baja. 
  • El empleado afectado deberá haber tenido al menos 180 días cotizados comprendidos en los 5 años anticipados al suceso. 

De esta manera, a la hora de gestionar una baja por enfermedad común, la persona afectada deberá tener en cuenta los lapsos de tiempo que se manejan dentro de las incapacidades laborales determinadas como una baja por enfermedad común. Esto corresponde a que, el subsidio que se le otorgará al empleado, estará sujeto a la base reguladora.

baja por enfermedad
Medical job

En este sentido, el subsidio hacia el empleado afectado, comenzará a correr a partir del día 4 posterior a la baja, es decir, los primeros tres días de la baja por enfermedad común no correrán dentro del presupuesto del subsidio. A partir del día 4 hasta el día 20, el subsidio estará sujeto al 60% de la base reguladora. En el día 21, dicho subsidio subirá a un 75% sobre la base reguladora. 

Entiéndase como base reguladora, aquel resultado que deriva de la división que se da entre la cotización del mes anterior a la baja y la fecha en la que inicia la incapacidad laboral por la cantidad de días a la que la misma cotización se refiere. 

Aunado a esto, en el caso de una baja por enfermedad común, desde el 1er día hasta el 4to, los gastos corren por cuenta del empleado. A partir del 4to día hasta el día 15, la prestación correrá por cuenta de la empresa. Luego del día 16, el ente que asume esa responsabilidad financiera será el INSS o la Mutua colaboradora de la Seguridad Social. 

Ya teniendo en cuenta a la hora de gestionar una baja por enfermedad común, lo que es el tema de los requisitos, a quién acudir y también cómo se calcula lo que le corresponde al empleado afectado en cuanto al subsidio en materia de incapacidad laboral, es necesario saber de qué forma podrías terminar con tu baja por enfermedad común

En el primer caso, y lo más simple, es el alta que se le otorga al paciente cuando se evalúa a través del médico encargado, su estatus de salud. En este caso para finalizar con tu baja por enfermedad común, el médico designado por el INSS dictará si el paciente podrá ser dado de alta o no, dependiendo de su estado de salud. 

En el segundo caso, se habla del cumplimiento del tiempo establecido que se le dio a la persona afectada en el momento en el que fue dado de baja. Si el empleado en cuestión se le dio 30 días de baja, al cumplirse los 30 días se culminará lo establecido y la persona podrá retomar sus labores correspondientes.

En el tercer caso, se termina la baja por enfermedad común, en el momento en el que la el empleado pasa a ser parte de la población pensionada. A partir de dicho momento, quedará exonerado del subsidio otorgado a raíz de la incapacidad laboral. 

Y como última forma para culminar con tu baja por enfermedad común, está el hecho de las irregularidades presentadas en el proceso. Si el empleado en cuestión no presenta ningún tipo de información a solicitar, reconocimiento, cumplimiento de consultas médicas, comienzo de un empleo paralelo a la baja por enfermedad común, etc., automáticamente el subsidio por incapacidad laboral será dado por finalizado. Esto como forma de proteger al ente encargado de prestar el subsidio frente a situaciones irregulares. 

Aunado a esto, una de las preguntas que también suelen hacerse aquellos que desean gestionar una baja por enfermedad común, es el tiempo dentro del cual se podría mantener el empleado afectado fuera de sus laborales habituales dentro de la empresa. Dicho tiempo va acorde al tipo de circunstancia por el cual el empleado esté atravesando, ya sea un mes, dos meses, tres meses, etc.

En este caso de baja por enfermedad común, lo máximo que se le podría otorgar como suspensión de las labores correspondientes dentro de la empresa al empleado, son de 365 días, siendo estos prorrogables por 180 días más, esto dependiendo del estado del paciente en cuestión y dictado por el médico encargado. 

De esta forma, ya sabes qué es, qué hacer y qué consideraciones tener  a la hora de gestionar una baja por enfermedad común. Partiendo desde a dónde acudir (INSS), pasando por los requisitos (afiliación y tiempo de cotización)  que se le deben presentar a la hora de la baja, para luego tener en cuenta cuánto tiempo podrías durar (365 días. Tiempo máximo) sin retomar tus actividades laborales debido a una incapacidad laboral. 

Asimismo, también cómo calcular (base reguladora) la cantidad de prestación económica que se te otorgará en el momento en el que se suspenda tu contrato laboral, en correlación con los responsables (empresa, INSS, Mutua) de llevar a cabo esa prestación económica que se le brindará al empleado en cuestión al momento de su baja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *